«

»

jun 29

Mitos y verdades sobre la fibra

fibra

“Una mentira, repetida suficientes veces, se convierte en realidad” .- Joseph Goebbels

Nada le gusta más a la industria alimenticia que hacer una interpretación propia de los estudios (muchas veces financiados por ellos mismos) y utilizar argumentos engañosos para vender más productos.

El tema de la fibra es un buen ejemplo, pero antes de entrar en detalle, un poco de historia.

La teoría de la fibra

La recomendación generalizada de aumentar la cantidad de fibra que comemos es reciente. La idea se hizo popular en los años 70, y se debe en gran medida al esfuerzo de una persona, el Doctor Burkitt. En sus trabajos en África, Burkitt identificó que muchas de las enfermedades y afecciones gástricas comunes en las sociedades desarrolladas  (estreñimiento, diverticulosis, cáncer de cólon…) no se daban en África, y concluyó que uno de los elementos protectores en las dietas de aquellas poblaciones era la fibra.

Poco tardaron los responsables de marketing de las grandes compañías de alimentación en empezar a promocionar el salvado de los cereales (altos en fibra) como parte fundamental de la dieta, aprovechando la popularidad que los cereales habían ido ganando en las últimas décadas, especialmente como parte del desayuno. Por supuesto no importaba que los individuos que Burkitt estudió en África no comían salvado ni apenas cereales (como el propio Burkitt intentó explicar), y que su fibra procedía principalmente de verduras y frutas. Pero la agroindustria no iba a dejar que los hechos arruinaran una buena oportunidad de negocio, y sus agresivas campañas promocionando los beneficios de los cereales, gracias a su aporte en fibra, se intensificaron.

Esto coincidió con otros dos importantes fenómenos:

  • La satanización de las grasas y el colesterol, y la equivocada idea de que son perjudiciales para la salud.
  • La llamada “liberación” de la mujer. No voy a cuestionar los aspectos positivos que resultaron de este movimiento (que son muchos), pero sin duda la incorporación de la mujer a la vida corporativa hizo que en general se cocinara menos en los hogares.

Y así, la facilidad de abrir un paquete de cereales azucarados (eso sí, con mucha fibra) reemplazó definitivamente el proceso de cocinar unos nutritivos huevos en el desayuno. Industria alimenticia 1 – Humanidad 0.

¿Qué es realmente la fibra?

Podríamos decir que la fibra es un carbohidrato complejo, no hidrolizable por nuestro organismo, y por tanto no es considerado realmente un nutriente. A pesar de hablar de fibra de manera genérica, hay muchos tipos de moléculas complejas con estas propiedades (celulosa, sustancias pécticas, almidón resistente, inulina, lignina…), y que proceden de diferentes productos vegetales.

Por sus características químicas, y efecto en el organismo, todas estas sustancias se agrupan generalmente (y de manera un tanto arbitraria) en dos grandes clasificaciones:

  • Fibra soluble:  Este tipo de fibra capta mucho agua, aumentando de tamaño, y produce una solución viscosa en nuestro sistema digestivo que ralentiza el tránsito intestinal. En teoría esto da más tiempo a nuestro organismo a absorber los nutrientes y reduce los picos de insulina en sangre al dosificar la liberación de glucosa. Esta fibra está presente en legumbres, algunos cereales (avena y cebada), tubérculos, algunos vegetales (como remolacha y zanahoria) y muchas frutas.
  • Fibra insoluble: La fibra insoluble pasa por el intestino sin sufrir modificaciones, y se fermenta en el cólon principalmente. Si bien es cierto que en en algunos cas puede mejorar la motilidad intestinal, consumida en exceso puede producir mucho gas y distensión abdominal, además de interferir con la absorción de minerales como el zinc, el magnesio o el calcio, especialmente si esa fibra procede de cereales, altos en antinutrientes (como fitatos).

La recomendación actual de fibra está en 25-35 gr al día, lo que me parece excesivamente elevada, considerando que equivale a unos 7-8 plátanos al día, o a 1.5 Kilos de espinacas!!. La única explicación que le encuentro a esta recomendación es que es simplemente ’ingeniería inversa’, es decir, si sigues la terrible pirámide alimentaria oficial, con los cereales en la base, podrías estar comiendo esas cantidades.

El resultado de esta obsesión por la fibra es, como de costumbre, el aprovechamiento por parte de los fabricantes de alimentos procesados, que tradicionalmente eliminan la fibra natural de sus productos (para alargar la vida), y le añaden después fibra insoluble sintética, lo que les permite además poner un reclamo en el envase, anunciando el producto como ‘fuente de fibra’ (si tiene más del 3% de fibra) o incluso ‘alto en fibra’ (si tiene más del 6% de fibra). Hay pocos datos que nos puedan hacer pensar que hay algo saludable en estos pseudo-alimentos, y de hecho esa fibra extra puede estar causando más problemas de los que resuelve.

Los estudios

Uno de los argumentos que ha mantenido la popularidad de los cereales integrales es el amplio número de estudios que demuestran mejora al incorporar estos alimentos. Hay dos factores principales que explican estos resultados:

  • Muchos estudios comparan realmente el efecto de remplazar cereales refinados por cereales enteros, por lo que es lógico que el resultado sea positivo. Al fin y al cabo, cualquier cosa que reduzca los picos de  glucosa (e insulina) en sangre va a ayudar a combatir la obesidad y muchas de las enfermedades asociadas (diabetes, ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares…). Si a esto le añades algunos nutrientes adicionales de los cereales integrales, está claro que son mejores que los refinados.  Sin embargo, lo que deberíamos preguntarnos es si mejoraríamos todavía más al eliminar toda la fibra de los cereales (refinados o no). Me atrevo a decir que en la mayoría de los casos, la respuesta sería afirmativa.
  • Los que siguen las recomendaciones generales de comer mucha fibra a base de cereales, son los mismos que tienden a seguir otras recomendaciones (estas sí son buenas) como no fumar, moderar el consumo de alcohol y hacer más ejercicio, por lo que en general los que comen más cereales integrales tienen mejor salud que los que no, pero el motivo no son los cereales. A pesar de que estadísticamente se intentan aislar las variables, siempre va a existir un sesgo positivo cuando los factores están tan interrelacionados. Estos estudios epidemiológicos sólo pueden demostrar correlación, no causalidad.

Tradicionalmente se ha asociado el consumo de fibra con la mejora del tránsito intestinal, reducción de varias enfermedades del aparato digestivo, e incluso el cáncer. Muchos estudios recientes cuestionan seriamente estas creencias.

La fibra y la ‘regularidad’

Si me dieran una moneda por cada anuncio de alguna víctima de estreñimiento cuya vida ha mejorado comiendo All-Bran, sería billonario. Este gran esfuerzo propagandístico ha hecho que mucha gente con problemas para ir al baño intente resolverlo con más fibra, haciendo el problema mayor.

Este interesante estudio, que analiza el efecto de reducir la ingesta de fibra durante dos semanas en personas con estreñimiento, concluye que las personas que más mejoraron fueron las que más redujeron la fibra, y aquellos que la eliminaron, mejoraron más todavía. Hmmm, curioso…

Según palabras del propio estudio “…el rol de la fibra en el estreñimiento es análogo al de los coches en un atasco. La única forma de mejorar el tráfico lento es reducir el número de coches. Si aumentamos los automóviles, el tráfico empeora…“.

Este otro estudio, esta vez en niños, concluye que no se apreció un beneficio significativo en el aumento de fibra, y este otro tampoco encuentra problemas de estreñimiento por una baja ingesta de fibra.

Lo que muchos desconocen es que un aumento en la ingesta de grasa puede ayudar a mejorar el estreñimiento. En vez de cereales integrales, come más pescado graso, aguacates, algunos frutos secos, aceite de oliva o coco, huevos, e incluso un suplemento de aceite de pescado. No son raros los casos de vegetarianos estreñidos, y el problema claramente no es la falta de fibra, sino de grasa.

Por otra parte, algunos doctores recomiendan suplementos de fibra solamente cuando se quiere detener una diarrea (análisis), lo que me parece bastante lógico.

La fibra y la diverticulosis

Otro de los ‘milagros’ atribuidos a la fibra es la prevención en una enfermedad bastante común, la diverticulosis, o aparición de bultos (denominados divertículos) en el cólon, y la diverticulitis asociada, cuando estos bultos se inflaman.

Muchos estudios, como este, encuentran mayor incidencia de diverticulosis en individuos con mayor consumo de fibra!.

La fibra y el cáncer

A pesar de que la ‘hipótesis de la fibra” promulgada en los años 70 hacía mucho hincapié en el factor protector de la fibra en el cáncer colorectal, los estudios realizados en las últimas décadas tienden a descartar esta idea, especialmente en lo relativo a la fibra de los cereales.

En 1999 se publicó uno de los estudios más amplios en la materia, donde participaron casi 90.000 mujeres, durante 16 años. Conclusión: “Nuestros datos no demuestran la existencia de un efector protector de la fibra contra el cáncer o adenoma colorectal“.

También parece bastante claro que suplementar con salvado de trigo (alto en fibra) no previene la recurrencia de cancer colorectal (estudio). Otro estudio similar concluye “… ni la ingesta de fibra de un suplemento de salvado de trigo ni el total de fibra consumida afecta la recurrencia de adenoma colorectal, aportando más pruebas a la literatura existente que indica que una dieta alta en fibra, especialmente rica en fibra cereal, no reduce el riesgo de adenoma colorectal“.

Como curiosidad, una de las teorías que ya el propio Burkitt propuso para explicar la mayor incidencia de cáncer colorectal en las sociedades modernas era nuestra forma anti-natural de ‘ir al baño’. La insistencia moderna en pasar todo el día sentados, incluso para temas tan… personales, no facilita una evacuación completa del cólon y aumenta la presión en el intestino. Esta idea, esotérica para algunos, tiene cada vez más respaldo científico, y las sociedades que van al baño en cuclillas (como en muchas zonas de Asia) tienen mucha menor prevalencia de enfermedades digestivas, independientemente del consumo de fibra. Parece que la postura de sentadilla es útil para mucho más que desarrollar unas piernas fuertes :) .

Conclusión

Quiero dejar claro que no estoy atacando la fibra, y sí creo que mantener una ingesta razonable de fibra ayuda a mantener una buena flora intestinal, que para mi es mucho más importante que la cantidad de fibra en si. Alguna personas, siguiendo dietas muy bajas en carbohidratos, y sin consumo de productos fermentados, durante largos períodos, pueden desarrollar problemas en la flora intestinal.

Tendrás toda la fibra que necesitas, y una saludable flora intestinal, siguiendo una alimentación rica en vegetales, alguna fruta (cómete la piel) y tubérculos de vez en cuando (camote/boniato/yuca). Si llevas una dieta cetogénica o estás tomando antibióticos, puede ser recomendable la ingesta de algún prebiótico, que en el fondo es un tipo de fibra soluble (alimento para nuestras bacterias amigas).

Obsesionarse con las desproporcionadas recomendaciones tradicionales de fibra (taladradas hasta la saciedad por médicos y por la industria), procedente en su mayoría de cereales, tiene poco sentido desde una perspectiva evolutiva, y muy poco respaldo científico.

 

 

35 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Rafa

    Un artículo muy interesante! Con respecto a lo que has comentado de la posición de ir al baño, hace un tiempo vi una web donde venden una especie de taburete con el que elevar las piernas para mejorar la posición y me quedé bastante sorprendido xD. Lo he probado varias veces de forma “casera” y la verdad es que se nota diferencia. Dejo el invento por si alguien está interesado en el tema:

    http://www.squattypotty.com/Default.asp

    Un saludo, y sigue así con el blog!

  2. Víctor

    http://1.bp.blogspot.com/_jqLm4W1Sois/SVb8ArXOziI/AAAAAAAAPQc/v9uDqZ9xP7E/s1600/Ancient-roman-squat-toilets.jpg

    Contestando a Rafa, como se puede apreciar en el link que pongo arriba, los romanos hacían de vientre con las piernas levantadas en estos urinarios de piedra. Ésta es la postura natural porque mantiene la porción final del colon en una posición más recta.

    Sin embargo los turistas que se van a hacer fotos se sientan como en una silla, y en su casa en su propio urinario se sientan también en la silla.

    1. Rafa

      Pues sí, como dice Marcos, es una tendencia moderna que parece que se nos obliga a estar todo el día sentados para cualquier actividad, cuando lo más natural y sano es hacerlo como nuestros antepasados.

      1. Marcos - Fitness Revolucionario

        Qué voy a decir, totalmente de acuerdo! :)

  3. raul

    cada vez que veo el anuncio que salen animales hablando diciendo que lo que le falta al hombre es mas fibra natural y luego te dice que te comas los all.bran jajajaja, pero marcos a este paso no vamos a poder comer nada, solo huevos camperos jejejeje, porque el pescado casi todo de picifactorias y la carne todo hormonada, dime tu, buen articulo.

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Jaja, todavía hay opciones Raúl, aunque hay que esforzarse más, sin duda.

  4. PauloDic

    Hola Marcos!Lo que no queda muy claro por que al separar la fibra las bacterias no se comen los alimentos! .Saludos

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Hola Paulo, supongo que te refieres al hecho de que se refinen los cereales? la fibra no es digerible por los humanos, pero sí por las bacterias. Cuando refinan los cereales, eliminan la fibra y otros nutrientes, por lo que las bacterias no lo comen y su vida se alarga, pero claro, no es nada nutritivo para los humanos tampoco.
      Saludos,
      Marcos

  5. Carlos

    En mi pasado casi vegetariano tenia problemas para ir al baño, y nadie lo entendia, con tanto cereal y todo tipo de fibras que comia. Hace 6 meses me pasé a la dieta Paleo, y el problema se me solucionó ‘milagrosamente’, es increible las creencias populares, muchas gracias por mostrarnos la verdad Marcos! :)

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Es bastante frecuente Carlos, me alegro que estés mejor ahora :)

  6. Francisco Burgos

    Me gustaría decir algo a favor de la fibra. En mi caso, al tener Síndrome de colon irritable (tipo diarrea), considero que la fibra soluble ha sido una gran ayuda, sino una solución, para mi problema, ya que ha permitido una reducción en la cantidad de veces que iba al baño diariamente y me ha ayudado en gran medida con los gases. Consumo una gran cantidad de bananos, papaya y manzana sin cáscara durante la semana. La verdad no me parece tan mala la fibra siempre y cuando la sepamos utilizar y no sea la base de nuestra dieta.

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Hola Francisco, gracias por comentar, y ojo que yo no estoy diciendo que la fibra sea mala ni mucho menos, simplemente que la información que nos dan no es del todo correcta y está muy sesgada por intereses corporativos. Creo que tu caso, donde obtienes tu fibra principalmente de alimentos naturales, es totalmente recomendable, como dices, sin exceso. Y por cierto, el síndrome de cólon irritable está también relacionado con la ingesta excesiva de cereales, entre otras cosas.
      Saludos!
      Marcos

  7. Yopes

    Hola, me interesa el tema de los prebióticos. Yo sigo la dieta paleo, y los lácteos que consumo son exclusivamente leche entera y nata 33%. Pero a veces leo a gente que hace paleo y prefiere el yogur griego. ¿Tú qué opinas? (haría kéfir casero, pero me temo que no me es posible…)

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Hola! personalmente prefiero también el yogur griego, ya que tiene mayor aporte de proteína y menos carbohidrato, pero si toleras bien los lácteos, ambos yogures pueden ayudar con la flora intestinal, y el kefir es una excelente opción también!

  8. Pedro

    Hola,
    Hace un año que me operaron de diverticulitis, seccionando el tramo final del colon, la sigma. Los médicos siempre me dijeron que esta enfermedad estaba asociada a la carencia de fibra en la dieta entre otros motivos. Curiosamente siempre había comido bastante fibra. De hecho desde pequeño siempre he sido un devorador de fruta, verduras y cereales integrales y sin embargo padecí dicha enfermedad hasta tener que operarme. Cuando salí del hospital los médicos seguían diciéndome que ingiriera abundante fibra. Yo he continuado con la fibra, pero solo he conseguido tener muchos gases y visitar el WC muchas veces a lo largo del día. No se que pensar, estoy convencido que la falta de fibra no fue la causante de mi enfermedad y ahora sigo consumiéndola asiduamente aunque después de este articulo quizás me replantee mi situación.
    ¿tu que opinas?

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Hola Pedro, esa ha sido la creencia por mucho tiempo, y aunque sigue presente en muchos médicos, los estudios más recientes no encuentran relación entre el consumo de fibra y la enfermedad, y de hecho hay muchos médicos que opinan que la fibra de cereales puede ser un factor en su aparición, por su capacidad de irritación del intestino. Te paso un artículo detallado que merece la pena revisar -> http://www.gutsense.org/gutsense/diverticular.html

      Por supuesto no dejaría de comer vegetales y frutas, pero no creo que los cereales te vayan a ayudar.

      1. Pedro

        Leyendo todos esos artículos relacionados con la fibra y la diverticulitis, quizás mi error fue ingerir altas cantidades de fibra. Creía que estaba combatiendo la enfermedad y posiblemente la estaba empeorando.
        Gracias por todo Marcos.

  9. Adrian

    Para tratar de aumentar masa muscular( aunque no lo he conseguido) casi todos los días me preparo 2 batidos que tienen plátano, aceite de oliva, leche entera, proteína de suero y AVENA EN HOJUELAS , y con lo que leí parece que eso explica los problemas de gases con los que convivo.Marcos debería reducir los nivelas de avena o ese batido esta bien, PERO ES QUE NO ENCUENTRO QUE OTRO BATIDO PODRIA HACER

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Hola Adrian, el batido está bien, sobre la avena, hay gente que la digiera bien y a otros les ocasiona problemas como los que comentas. Para ganar volumen, prefiero tubérculos, como boniato/camote, patatas cocidas, o incluso arroz.

    2. Pedro

      Prueba con otras marcas de avena tal vez BIO. Curiosamente la que compraba en el Mercadona por ejemplo me producían muchos gases, sin embargo las que compro ahora en herbolario me van muchísimo mejor. Aun así prueba con otros carbohidratos como te dice Marcos que también vienen bien.

      Saludos.

  10. jaco

    A mi me recomendo mi médico ponerme en cunclillas en la taza, descalzo con las piernas ligeramente abiertas. Vamos como si estuvieras en el campo…
    La mejora y sensación de vaciado es inmensa.
    Pequeños consejos que cambian la vida.

  11. Alejandro

    Gracias por tu artículo Marcos . Ciertamente la “ciencia ” es un poco contradictoria a veces o más bien diría , la pseudociencia. Muchos intentos de medir el impacto o beneficios de la fibra en la dieta ha seguido el mismo patrón miope de la ciencia convencional y es tomar un grupo de gente y darle algún tipo de fibra por un tiempo y evaluar unas variables. Esto es como hacer farmacología con la fibra. Desgraciadamente el resultado es ambiguo porque las preguntas que se hacen son incorrectas. No es lo mismo medir el impacto de algunas solubles provenientes de frutas a otras provenientes del coco por ejemplo que son ricas en ácidos grasos de cadena corta que sí se relacionan con disminución en la aparición de atipias en colon. Además hablar de cáncer son palabras mayores porque hay tantas variables involucradas que es imposible , de nuevo , adjudicar un peso notable a un solo factor , o su impacto se diluye .

    Comunidades antiguas y colectivos primitivos actuales consumen hasta 100 gr de fibra al dia y está más que claro que su incidencia de cáncer de colon es mucho menor, siempre y cuando no introduzcan los modos y costumbres “civilizadas”. Es la fibra? seguro que no es solo eso pero ayuda.

    De mi práctica puedo decir que la salud digestiva y por ende en general de todo el sistema humano depende de varios factores simultáneos ( como buen sistema que es) . En cuanto a la fibra mi conclusion , hasta el dia de hoy , es que tambien la variedad de ella hace la diferencia. Saludos y muchas gracias por compartir.

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Gracias por comentar y aportar tu experiencia Alejandro, totalmente de acuerdo contigo.

      Saludos,
      Marcos

  12. Luca

    Hola Marcos! que opinas de BIOLAND y sus productos como la avena Y LA GRANOLA??
    gracias!

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Hola Luca, en general recomiendo limitar bastante los cereales. Como base de la alimentación (tal como propone la pirámide alimenticia) me parece una locura. Tomados en cantidades pequeñas y si no te sientan mal, tampoco veo mayor problema. Pero desde luego hay mejores snacks (o desayunos) que la granola.

  13. julian

    Hola a todos.
    Quiero dar mi testimonio y relatar mi historia respecto a este tema.
    Soy un muchacho de 19 años que desde hace unos años empece a tener problemas con ir a evacuar, me era toda una pesadilla ir al baño, es horrible tener esas ganas de evacuar y que al ir y estar sentado en el inodoro, pujando y haciendo fuerzas descomunales, poniéndome la cara roja del esfuerzo, no poder evacuar nada, o muy poco, y salia del baño aburrido y aveces de muy mal humor.
    Claro, esto derivo en un problemita que es muy común hoy en día en personas mayores, las famosisimas hemorroides, que si bien nunca me causaron dolor, no es bonito tener eso por alla …
    Cuando descubrí el problema y lo comente con mis padres, lo que dijeron fue: COME MAS FIBRA !!!. Y así me hicieron tragar avena, porque según ellos (o la **** creencia popular) la avena es muy buena fuente de fibra y bueno, que aportaría a la solución del problema, y que creen … no me ayudo en NADA.
    Después de citas medicas y toda la cuestión, el “doctor” (en un momento explico porque lo pongo en comillas) dijo que eso había que operarlo, y así fue.

    Ya hace 9 meses que me operaron y desde ese momento todo va de maravilla, puedo decir con alegría que disfruto, hasta me es placentero ir al baño a evacuar, claro, llevaba mucho tiempo sin saber lo que es sentirse “libre”.

    Y listo, fin de la historia, todos felices ….. NO!!!

    La solución al problema no fue gracias al “doctor” ni a la operación (bueno, agradezco la intervención quirúrgica). Antes de la cirugía yo siempre preguntaba al “doctor” que que podía hacer para poder evacuar mas fácilmente, o que podía hacer para sentirme mejor, pero el “doctor” ahí .. clavado en su silla y mirando en la pantalla del ordenador, como todo un zombie, como si yo no existiera y no me dio jamas respuesta a mi pregunta. Se limito a hacerme la cirugía y listo.

    La solución al problema la encontré en internet, y el problema no fue causado por la dieta (claro que hasta cierto punto influye) EL PROBLEMA ERA A LA HORA DE IR AL BAÑO, mas exactamente en LA POSICIÓN ADOPTADA PARA LA EVACUACIÓN. Descubrí que evacuar sentado no es buena idea, es totalmente antinatural y curiosamente encontré que desde que se inventaron el inodoro se dispararon las hemorroides en la población. Y como has mencionado en algún post anterior, la solución a nuestros problemas de salud esta en nuestros antepasados (o en nuestra verdadera naturaleza), y así es. Nuestra postura natural para evacuar es en posición de cuclillas o sentadilla, y desde que empece a adoptar esta posición podría atreverme a decir que todo se soluciono mágicamente.

    Y como dices con la pirámide alimenticia ¿Porque de un momento a otro tenemos que sentarnos para hacer nuestras necesidades, si toda nuestra existencia lo hemos hecho en cuclillas?. Ya venden por ahí unas plataformas especiales para este propósito, pero lo único necesario (cuando estas frente a un inodoro) desde mi experiencia es un poco de equilibrio y listo :D

    ¿Y creen que el “doctor” me dijo algo de esto?

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Muy interesante tu experiencia Julian, gracias por compartir!

  14. Luca

    y mi respuesta? ;-)

  15. Pedro

    Muy buenas. Últimamente padezco estreñimiento lo que ha derivado en una muy molesta fisura anal. He cambiado mi alimentación intentando no comer carbohidratos (básicamente solo frutas 3 o 4 piezas diarias). Voy a intentar meter el kiwi en mi dieta a ver si se soluciona el problema, ahora no puedo pensar en el indice glucemico ¿algún consejo que me puedas dar a ver si salgo de este agujero?
    Por lo demás me va bien, he perdido ya desde Junio 23kgs, aunque últimamente me encuentro un pelin bajo de energia

  16. Rubén

    “La recomendación actual de fibra está en 25-35 gr al día, lo que me parece excesivamente elevada, considerando que equivale a unos 7-8 plátanos al día, o a 1.5 Kilos de espinacas!!. La única explicación que le encuentro a esta recomendación es que es simplemente ’ingeniería inversa’, es decir, si sigues la terrible pirámide alimentaria oficial, con los cereales en la base, podrías estar comiendo esas cantidades”.

    La explicación que le encuentro yo, es que las ingestas dietéticas de referencias establecidas en 2005 por el Institute of Medicine, fueron establecidas tras analizar los estudios epidemiológicos y clínicos realizados hasta la fecha, y cuya base, en primer lugar fue el nivel de ingesta observado que tuviese un menor riesgo cardiovascular, y en segundo lugar el menor riesgo observado a fin de prevenir diabetes mellitus tipo 2. La cantidad recomendad fue de 14 g de fibra/1000 Kcal. La cantidad total nos puede gustar más o menos, pero sí está ahí es por algo. Otra cosa es que las recomendaciones sean muy antiguas, y haya que revisarlas, que eso es un tema distinto.

    Un saludo

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Gracias por comentar Rubén, y es en parte correcto lo que dices, aunque los estudios estaban más ligados con el colesterol que con la enfermedad cardiovascular, que hoy sabemos son cosas totalmente diferentes. Otros países tienen recomendaciones menores, por tanto no podemos decir “está ahí por algo” y no cuestionarlo. Creo que es muy cuestionable (como digo algunos países ya lo están haciendo) y sobre todo separar entre los diferentes tipos de fibra, no todas son iguales, y la de los cereales es especialmente problemática.
      Saludos,
      Marcos

  17. Jose Alfredo

    Hola Marcos, excelente articulo.
    Tengo un hijo de siete años y un bebe de año y media, normalmente cuando no tenemos ganas de cocinar les damos cereal chocokrispis de kellogg´s, como a la hora ya les damos su alimento normal. Crees que les deberíamos cambiar el tipo de cereal?

    saludos

    1. Marcos - Fitness Revolucionario

      Sin duda :) , es puro azúcar. Probad con galletas de arroz, chocolate muy negro (>80%)…

  18. Jose Mª

    Oye Marcos, que cantidad recomiendas tú que es saludable ingerir al día, para una persona que no tiene ninguna enfermedad. ¿Y de qué alimentos podemos obtener si no es de los cereales? Gracias!

  19. DanielWu

    Muy interesante el artículo. Comento mi experiencia con la fibra: Estuve casi un año tomando avena con regularidad en desayunos y meriendas, y sí, iba bastante más al baño, pero con una diferencia, y es que siempre notaba que “me quedaba algo”, nunca tenía la sensación de haber hecho todo lo que tenía. En cambio, haciendo dieta normal (no le hago ningún asco a la fruta y a la verdura) igual voy 1 o 2 veces máximo, con la diferencia de que cuando voy me quedo a gusto, siento haberme vaciado. En fin, que creo que la naturaleza para esto es sabia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>